Quienes somos

Oro, Plata y Bronce 

Oro, Plata y Bronce, es una organización sin ánimo de lucro con entidad jurídica propia, promovida por un grupo de ex deportistas españoles de alto nivel y gestores deportivos en reconocimiento de que el daño no accidental a deportistas pone en riesgo su desarrollo integral como personas.  El objetivo de Oro, Plata y Bronce es la sensibilización social de la violencia que sufren algunos deportistas y la eliminación de los factores de riesgo integrados en las culturas deportivas. Trabajamos dando apoyo a deportistas y familias y colaboramos con organizaciones deportivas e instituciones para hacer los cambios necesarios que aseguren entornos deportivos sanos y seguros. 

 Hace a penas unos años, existía la creencia generalizada de que el deporte era positivo y bueno por el mero hecho de der deporte.  Se pensaba que los entornos deportivos eran sanos por el mero hecho de ser etornos deportivos. Pero la conciencia sobre los efectos perjudiciales que tienen la violencia y los abusos a los deportistas  ha crecido reciente y rápidamente entre padres,  científicos, federaciones deportivas y otras organizaciones e instituciones a nivel nacional e internacional.  Y es que la excesiva idelización del “sufrimiento” que un deportista tiene que soportar para tener éxito, se ha convertido en algo muy peligroso, sobre todo cuando no se explica al deportista cuales son los límites de lo que “tienen que soportar”.

Protección
Protección

Se ha reconocido que la violencia amenaza no solo la base ética y social del deporte, sino también la salud física, emocional y mental del deportista y que deja secuelas permanentes en la persona.

En reconocimiento de ello, existen agencias, tanto deportivas como de derechos humanos, que han desarrollado estrategias y programas de prevención de la violencia contra el deportista. Porque la violencia en el deporte va más allá de la violencia que todo el mundo ve en gradas de estadios de fútbol. Estas iniciativas incluyen medidas prácticas – como educación y formación, códigos de buenas prácticas y apoyo para los denunciantes – y están fundadas sobre una fuerte base de valores y principios.

Las preocupantes violaciones de derechos del deportista que se han detectado incluyen:
  • Violencia verbal
  • Abuso de autoridad de personas de confianza del menor, en especial de entrenadores
  • Bullying – Acoso y abuso entre deportistas consentidos por los entrenadores
  • Abusos con novatadas
  • Chantaje emocional
  • Mala praxis (favoritismos, mal uso de redes sociales, etc.)
  • Negligencia (ignorar, obligar a entrenar o competir lesionados, etc.)
  • Abuso y violencia física
  • Abuso y violencia emocional
  • Acoso, violencia  y abuso sexual

Estas prácticas son peligrosas y aunque pueden estar, incluso, normalizadas,  están en directa contradicción con la Convención sobre los Derechos de los Niños y la Declaración sobre los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Y sin embargo, el estigma social de la violencia física, emocional o sexual en el deporte así como el poder y la influencia que suelen tener los agresores, especialmente, en casos de deportistas de alto nivel, hacen que la mayoría de las veces las víctimas permanezcan en silencio.

Los estudios determinan que a mayor nivel deportivo, menores son las posibilidades de que el deportista denuncie maltrato, violencia o abuso.

Desde Oro, Plata y Bronce queremos que la sociedad aparte por un momento la vista de las gradas de un campo de fútbol y se fije en lo que pasa abajo, en el césped, en las canchas, en las piscinas, en los gimnasios y en pabellones de entrenamiento o competición.

En España es necesaria una organización que se dedique exclusivamente a trabajar en la protección del deportista y que  promocione entornos deportivos libres de violencia hacia el deportista, con especial atención sobre el deportista menor de edad.

Queremos hacer de los entornos deportivos, lugares donde nuestros niños y adolescentes puedan desarrollarse de manera sana y segura con metodologías holísticas que tengan en cuenta que el deporte es parte integral de su desarrollo.