Clubes y organizaciones deportivas

 

Nuestro trabajo con los clubes y las organizaciones deportivas estará orientado a:

  1. Fomentar el reconocimiento de su responsabilidad en lo que respecta a la protección del menor en el deporte.
  2. Manifestar públicamente el compromiso con esa responsabilidad
  3. Concienciar de que el daño no accidental al menor no es un problema puntual sino un problema generalizado y hasta normalizado
  4. Colaborar en la implantación de procedimientos y estrategias que minimicen el riesgo de que el deportista menor sufra cualquier tipo de violencia durante la práctica deportiva.
  5. Trabajar en prevención, detección y acción ante cualquier forma de violencia y/o abuso de autoridad de personas de confianza del menor en el deporte.
  6. Colborar en la implantación de protocolos de actuación ante cualquier sospecha o caso detectado de violencia contra un deportista
  7. Realización de talleres de formación y códigos de buenas prácticas para directivos, entrenadores, voluntarios, familias y deportistas.
  8. Colaborar en la implantación de guias y códigos de buenas prácticas.
  9. Colaborar en la promoción de trabajo con las familias para que la experiencia deportiva forme parte integral del desarrollo de los menores y jóvenes.